Archivo de la categoría: Cuevas

St. Beatus-Höhlen: Cuevas de San Beato, Thunnersee, Suiza 🗻

Como paseo de fin de semana nos pareció interesante visitar esta cueva cerca del lago de Thun, en la región de Berna. A pesar de ser un viaje de 2 horas desde casa, estuvo increíble 😉

Por supuesto nos toco una lluvia muy intensa; Verano suizo, llueve más que en Otoño 😀 . Yo estaba un poco escéptica ya que no sabíamos si la lluvia en algún momento iba a parar.

La entrada tiene (a nivel de calle) 2 estacionamientos, ambos tienen acceso directo y son de pago. La subida esta muy bien preparada para llevar cochecito y todo, pero no lo recomiendo.

20160529_155645

En la cima encontraran la entrada directa a la cueva, un restaurante (Con el ticket a la cueva pueden comer por 14 CHF el menú del día), baños (Gratis) y una tienda de recuerdos. Casi llegando a la entrada hay una plaza de juegos para peques y que esta habilitada en verano para hacer barbacoa. Toda la plaza esta asegurada por una malla, así no hay peligro que algún peque caiga colina abajo.

La entrada cuesta 18 CHF adulto y niños (6-16 años) 10 CHF  con derecho a visitar el museo. La atracción completa esta abierta solo desde el 19 Marzo al 30 de Octubre desde las 11:30 a 17:00 hrs.

Y los perros?…También pagan (10 CHF), debe ser por algún impuesto al oxigeno que respiran creo yo 😀

Fotografiar y grabar esta permitido, no así con Trípode los cuales son confiscados en Caja antes de entrar. Cochecito para niños está igualmente prohibido, también sillas de ruedas…sé que suena todo tan dictatorial, aún así me parece sorprendente que dejen entrar niños menores de 6 años.

Y?…dejarían a su peque correr por un lugar así? con pisos mojados, escaleras, barrancos profundos con corridas de agua muy rápidos con destino quien sabe dónde…Yo, ni que estuviera loca, y gracias a mi cargador de niños ya mencionado en 6 Trucos para Papás Viajeros Max no corrió peligro alguno ya que estuvo sobre mi espalda todo el tiempo 😉

20160529_145008

Al entrar sentí un poco de claustrofobia! Caminar casi 2 Km en el corazón de la montaña no es algo tan cotidiano que digamos, pero ya después de unos minutos todo bien. Max feliz con las caídas de agua, las goteras y por supuesto…piedras!!

Todo esta bien iluminado y señalizado, existen algunas piedras formadas durante centenares de años solo por goteras y pequeños lagos que parecen espejos. Además de vegetación, no abundante pero suficiente para darle un toque verde a tan lúgubre cueva.

Algunas partes del camino son muy estrechas y hay que maniobrar para pasar, aunque tampoco es algo por lo que alarmarse. La vista es espectacular y hay que atreverse a vivir la aventura 😉

**Ningún Peque salió lastimado de esta loca aventura familiar, excepto por una Banana en la mochila y un papá con pies mojados**

Cuando ya lleven más de 30 min. caminando, subiendo escaleras y piensen: Esto no tiene fin!, verán en una piedra la palabra “ENDE” y tendrán que seguir las flechas de la pared y podrán volver a respirar tranquilos, es el mismo camino pero hay partes que se dividen en dos para hacer el recorrido de manera más ordenada.

IMPORTANTE!! Ya que llovía mucho el nivel del agua comenzó a subir y nos fueron a avisar (ya íbamos de vuelta) que nos apuráramos en lo posible ya que el agua había subido 10 cm (eran las 16:30) y era peligroso quedarse mucho tiempo en la cueva.

Y como suiza esta lleno de santos, este quería destacar y mató un Dragón…o por lo menos eso dice la leyenda 🇨🇭 20160529_150834

“San Beato de Lungern construyó una ermita cerca de la entrada de la cueva y la  leyenda dice que Beato luchó y derrotó a un dragón que vivía en las cuevas. La tumba de San Beato se encuentra entre el monasterio y la entrada de la cueva.”

Espero disfrutaran de nuestra aventura de fin de semana y por lo menos tengan mejor clima que nosotros si se atreven a adentrarse al corazón de la Montaña!

 

y recuerden siempre: Te Llevo Conmigo!

Leyla 🌷